Responsabilidad Medioambiental y Riesgos Laborales

 Simultáneamente FAPLISA fue conformando una conciencia medioambiental y adaptando sus procesos a las graduales demandas de protección del entorno.

 Con estos principios, FAPLISA está firmemente comprometida, por lo que entre 1997 y 2001, invirtió mas de 2,5 millones de € en la mejora de sus instalaciones, para aumentar su capacidad de producción y adecuarlas a la normativa medioambiental en vigor.

 Su sentido de la responsabilidad y el hecho de manipular y poner en el mercado materiales potencialmente contaminantes, impulsó la implantación de un Sistema de Gestión y auditoria medioambientales (EMAS), de conformidad con el Reglamento 761/2001 de la Comunidad Europea y la Norma UNE-EN-ISO 14001, que se encuentra certificado desde el pasado año 2003. 

 Como colofón de su compromiso con la prevención de la contaminación, FAPLISA ha adecuado las formulaciones de sus productos para que los envases vacíos puedan ser gestionados por sus clientes como residuos no peligrosos, estableciendo una alternativa para la recuperación de sus residuos de envases usados mediante la creación de una red de valorizadores en toda España operativa desde junio de 2005. 

 Respecto de la Prevención de Riesgos Laborales ha sido en todo momento propósito de FAPLISA la mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, para lo cual ha identificado y evaluado los riesgos de su actividad, planificando la prevención y la adopción de medidas ante situaciones de emergencia. 

 Periódicamente lleva a cabo la vigilancia de la salud de sus trabajadores, a los que proporciona la formación necesaria a sus puestos de trabajo, y somete a una auditoria externa esta actividad.